Tag

Rutina para dormir afro

Browsing

¿Cabello mojado o seco? ¿Recogido o suelto? Estoy segura que habrás escuchado cientos de consejos sobre qué hacer con tus crespos antes de ir a dormir. En este post te voy a contar algunos trucos que puedes aplicar con tu cabello durante la noche que a mí me dieron muy buenos resultados.

Como regla general, siempre debes dormir con el cabello recogido, de lo contrario, seguramente amanecerás con los crespos enredados y resecos. Existen muchas formas de recoger el cabello antes de ir a dormir, estas son mis preferidas.

1. Trenzar el cabello

Este método es excelente sobre todo si te lavaste el cabello ese día y no te quedó como esperabas. Usar una trenza de noche te ayudará a reordenar un poco tu cabellera y te dará la oportunidad de arreglarla por la mañana. 

Te recomiendo dividir el cabello en secciones (del tamaño que desees) y trenzar cada porción de cabello. Al día siguiente, deberás deshacer las trenzas con sumo cuidado para evitar el temido y detestado friz y hacerte tu peinado recogido favorito.

Puedes optar por trenzas tradicionales o bien las trenzas africanas que llevan un poco más de tiempo, pero te garantizas el peinado por un par de días. 

Los twists o trenzas de dos cabos son muy sencillas de hacer porque al separar el cabello en mechones para trenzar, divides cada uno en dos partes y las vas enroscando entre sí. Es un buen método para que tus crespos queden definidos

Consejo: siempre humedece el cabello antes de trenzarlo. También podrías colocar una crema sin enjuague y finalmente unas gotitas de aceite de argán para mantener tu cabello bien hidratado. 

¡Ojo! No practiques seguido esta técnica si prefieres llevar el cabello suelto y definir bien tus crespos. 

2. La piña

Este método clásico es ideal si gustas más llevar el cabello suelto luciendo tus crespos. Consiste en recogerte el pelo bien arriba de tu cabeza. Al día siguiente tus crespos al viento lucirán de maravilla. Es muy rápido y fácil de hacer.

¡Sí o sí! El cabello debe descansar cubierto con un pañuelo o gorro de seta o satén. El algodón de la funda de las almohadas no es recomendable porque absorbe la humedad del pelo y lo reseca. 

Recuerda que tus crespos al igual que los míos son únicos y lo que para mí funciona puede no ser lo que tú estás buscando. Lo ideal es ir probando a ver qué le sienta mejor a tu cabellera. 

La única obligación que tienes para con tus crespos es… ¡lucirlos con orgullo!