Tag

coloración

Browsing

Les quiero contar un poco sobre aquellos elementos que no pueden faltar en nuestro kit de cuidado capilar, los que deben estar sí o sí siempre a mano y disponibles. También voy a hablar un poquito sobre estilos de cabello afro y finalmente acerca de algunas ideas sobre coloración. Aquí va una lista de accesorios y productos indispensables para el cuidado del cabello. 

– Champú (y productos en general) sin sulfatos. Como mencioné en otra de mis publicaciones los sulfatos resecan y dañan el cabello

– Productos  hidratantes y aceites naturales nutritivos para fijar la humedad del cabello. Un consejo práctico es armarte un vaporizador pequeño con agua y aceite o crema nutritiva y tenerlo contigo para usar cuando lo necesites.  Es muy práctico este recurso porque nos ahorra tiempo y el producto se expande de manera uniforme por todo el pelo.

– Peine de cerdas anchas, o cepillos o lo que tu pelo tolere mejor. Cada cabello es único y de pronto ofrecer ideas estandarizadas no es lo ideal. Siempre trato de brindarles toda la información para que luego ustedes puedan elegir y probar lo que les haga mejor. 

– Secador de aire frio con difusor: lo ideal es que no tire solo aire caliente porque contribuye a la resequedad del cabello, por eso son mejores los que tienen regulador de temperatura. El difusor es uno de los mejores inventos para nosotras. Permite secarnos el cabello e ir formando nuestros crespos. Y, aunque no es recomendable usarlo a diario, hay ocasiones que en las que nos saca del apuro.

– Las horquillas y pinzas de pelo: no piensen que solo sirven para peinados excéntricos y elaborados sino también para ordenar el pelo y distribuirlo con armonía. 

– Gorros o pañuelos de seda o satén: ideales para los tratamientos nocturnos. Si dormimos con estos gorros o pañuelos reducimos significativamente la fricción que el pelo tiene con la almohada evitando así que se quiebre o dañe. La seda es suave y evita este tipo de problemas.

 – Banditas de goma para el peinado: según el peinado, siempre son útiles y hay que tenerlas a mano. 

Con respecto a los estilos del cabello afro, hay tantos como personas con crespos afro. Seguro que tú tienes el tuyo y yo el mío, pero siempre es divertido poder cambiar de vez en cuando y probar peinados nuevos. 

– Cabello corto: entre algunas de las ventajas que tiene llevar el pelo corto están la practicidad y el ahorro de tiempo. Es mucho más fácil de manejar, cuidar y peinar. Se utiliza poca cantidad de productos, las puntas están siempre sanas y con tan solo un par horquillas puedes darle un toque de color o estilo al cabello. Pienso que es una opción muy elegante y sexy que realza la feminidad que todas tenemos.

Trenzas: creo que son más bien un emblema del cabello afro. Largas, cortas, con volumen o planas, las trenzas siempre han marcado tendencia entre las cabelleras afro. Si bien están erróneamente  asociadas a un estilo informal y juvenil, brindan la opción de recogerlas con facilidad y lograr peinados elegantes, fáciles de hacer y en poco tiempo para cambiar el look rápidamente. También es posible combinar trenzas anchas y finitas o trenzas y pelo suelto. Por ejemplo, podemos hacer trenzas de raíz orientadas hacia arriba y dejar el cabello suelto al final. Otra alternativa es hacer una trenza que haga de diadema y el resto del pelo, suelto, o bien se pueden hacer dos trenzas de raíz a los costados. 

Al natural: es el estilo más apropiado para lucir unos crespos hidratados, nutridos y saludables. Con el cabello bien cuidado es una excelente manera de mostrar al mundo que el pelo afro se puede llevar suelto y queda hermoso. 

Si hablamos de coloración del cabello afro, hay algunas consideraciones para tener en cuenta antes de ir a la peluquería a teñirse. Por ejemplo, unos días antes, no apliques productos de nutrición para permitir que la fibra capilar no esté sellada a la hora de aplicar la tintura y pueda absorberla correctamente. Sí, hay que ir con el cabello limpio! En lo posible no decolores tu pelo. Son productos muy dañinos y generan más porosidad, lo que hace que no se fije bien el color que quieres aplicar. Una vez que ya te has teñido, trata de utilizar champús que ayuden a la conservación del color. 

Sin importar cómo elijas lucir tu cabello natural, lo importante es cuidarlo con una rutina que sea tanto apropiada como fácil de manejar para ti. Recuerda, tu estilo lo impones tú!