Category

Personajes

Category

En esta ocasión decidí explorar las mujeres afrodescendientes que han marcado la historia de América Latina. Dicen por ahí que la historia la escriben los valientes… y en el caso de la Coronela Amelia Robles esta frase se aplica por partida doble. No te pierdas la historia de esta mujer afrodescendiente que rompió con los esquemas de una sociedad mexicana que por allá por 1924 no entendía bien el significado de una sexualidad libre y mujer transgénero

Su partida de nacimiento dice que Amelia Robles nació el tres de noviembre de 1889 y su certificado de defunción indica que Amelio Robles falleció el nueve de diciembre de 1984. ¡Has leído bien y no se trata de un error de tipeo! Amelia nació con sangre revolucionaria y murió luego de haber vivido una vida intensa en la que hizo pública su preferencia sexual y su cambio de género. 

Amelia, la joven de dos facetas

De pequeña aprendió los oficios que estaban reservados para las niñas: planchar, lavar, coser, cocinar, etc. Sin embargo, la llama revolucionaria ardía en el corazón de Amelia y de muy joven aprendió a domar caballos, montar, lazar y a manejar armas.  

Cuando tenía tres años su papá falleció y unos años más tarde, su madre se casaría nuevamente con otro hombre, con quien tendría tres hijos más. Muchos suponen que el odio que Amelia sentía hacia su padrastro sería el motivo para abandonar su hogar y unirse a las fuerzas revolucionarias que estaban gestando la independencia mexicana. 

No obstante, según dijo la misma Amelia Robles, su incursión en la guerra fue parte de una aventura que la hizo sentir “completamente libre”. Esto me lleva a pensar que la libertad por aquella época era “cosa de hombres” … ¿será que para ser libres las mujeres de siglos pasados debían hacerse pasar por hombres (o sentirse como tales) para embarcarse en una vida que prometía mucho más que un hogar que atender? Si bien no fue el caso de Amelia, porque en las fuerzas armadas nunca ocultó su condición de mujer (condición que más adelante le traería problemas), imagino cuántas historias desconocidas habrá de mujeres que se disfrazaron de hombre para vivir aventuras. 

La Coronela Amelia Robles

Entre los años 1913 y 1918 formó parte de las filas zapatistas y fue ascendiendo de grado hasta convertirse en la respetada Coronela Amelia Robles. En 1924 resulta herida en una batalla en la que se la obligó a pelear con rango de sargento debido a su condición de mujer.

Allí se despidió del campo de guerra y decidió adoptar una nueva identidad: el Coronel Amelio Robles. Formó pareja con Guadalupe Barrón y adoptaron una niña. Murió a los 95 años de edad y pidió estas dos cosas: que se le hicieran los honores por sus méritos militares y que la vistieran de mujer para entregar su alma a Dios. El segundo pedido me deja pensando… ¿Será que su fe católica fue más fuerte y no podía tocar las puertas del cielo vestida de hombre en un cuerpo de mujer? 

Este fue un breve resumen de la vida de una mujer que llegó a ser Coronela en las fuerzas revolucionarias mexicanas y que se atrevió a vivir una vida plena sin ocultar sus preferencias sexuales a nadie… salvo cuando llegó la hora del encuentro sagrado con su Dios. 

En 1924, Amelia Robles tuvo el valor de decir a viva voz que quería ser el Coronel Amelio Robles. Imagina que hoy, casi 100 años después, hay gente que es discriminada, maltratada y hasta asesinada por manifestar abiertamente sus preferencias sexuales y por revelarse contra estereotipos sociales injustos e incorrectos. 

Espero que esta historia nos motive a ser libres de elegir lo que nos haga más felices y que de antemano, hayamos descubierto un poco sobre una de tantas mujeres afrodescendientes que constribuyeron a la historia de nuestro continente.